lunes, 8 de septiembre de 2014

Si, es amor (Versión 2014)



Un suspiro que de tus labios tan profundo
sale, me parte el alma y me llena hasta
la savia pues penetra en mí, impertérrito,
hasta subyugar mi espíritu por completo.


Un beso dado por ti, niña mía, llena de
luz tan complicada vida errante que una
vez guió mis pasos, ya que declina mis
suaves labios hacia tu dulce néctar.

Una caricia de tu mano es como cálida
brisa que colma mi desnudo cuerpo, atrapando
mi gracia entre mil algodones que simulan ser
tu anhelo abotagado de tanta pasión como exhala.

Un anhelo por poseerte más allá de la locura,
silueta marcando el calor de dos enamorados
frente a frente, sintiendo su fuente de vida
bajo sus vientres, entre saltos de cama.

Una pasión entendida como la unión de
dos cuerpos entrelazados en fuerte armonía
por la clara sustancia del amor que profesamos
uno por el otro, en claro arte del deseo.

Un entendimiento que va más allá de lo
racional pues el pecado es venial y la
sustancia del deseo se queda en verso
de suaves movimientos entre ardientes besos.

Antonio Jiménez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada