domingo, 11 de abril de 2010

Principio 1.0

Hoy me he levantado temprano, a las nueve de la mañana. Eso es temprano para mi, acostumbrado a no levantarme antes de las once para luego desayunar y volverme a la cama a martirizarme con mis miserias. Me he prometido a mi mismo no volver a hacerlo. Juan, marido de la presidenta de la asociación Alsubjer, Araceli, me ha pedido encarecidamente que no lo haga. Bueno, a decir verdad no me lo ha pedido, digamos que me lo ha ordenado. En realidad funciono así, a base de órdenes. Ahora mismo son las 12:55 de la mañana. He estado toda la mañana buceando por los blogs de internet que tengo en “mis marcadores” aprendiendo un poco más sobre la actualidad musical que yo suelo disfrutar, que no es otra que la que se engloba dentro del panorama indie, alternativo, hard rock y electrónico básicamente. No me suele gustar la música comercial. Ahora mismo estoy escuchando a un grupo indie norteamericano “John & Jehn” del que estoy seguro no habréis escuchado hablar en vuestra vida, puesto que yo mismo hasta hace un par de horas tampoco los conocía. Lo bueno de la música que me gusta es que las suelen postear los mismos grupos en internet, así que con las descargas que efectúo no estoy haciendo nada ilegal, ya que cuento previamente con el beneplácito del grupo. A esos grupos lo que les interesa es que la gente los conozca para que vayan a sus conciertos, que es donde realmente la banda disfruta como tal. Y, porque no decirlo, donde ven sus beneficios netos, ya que no hay prácticamente intermediarios que les “roben” el dinero.

Bueno, antes de enrollarme un poco con el grupo que estoy escuchando, os voy a decir a que venía que os comentara antes que hora era. Venía a colación de que solo diez minutos antes estaba en el servicio realizando mis necesidades fisiológicas cuando me he obligado a postear cada día una nueva entrada en un nuevo blog que voy a crear. Es una tarea que me autoimpongo para mantenerme ocupado, y así de paso se va engrosando el blog. Le voy a poner el patético título de “VOY A SALIR DE LA DEPRESIÓN”. Con esto no estoy diciendo que sea patético, amén de las apreciaciones que cada uno se pueda hacer de mi, que por supuesto respeto, simplemente es una especie de recordatorio de lo que puedo llegar a ser si sigo por el camino que voy. Cada mañana al escribir el encabezado me diré: “bueno Antonio, en el fondo estás luchando por no terminar tus días siéndolo”.

Ahora mismo en mi cabeza están fluyendo mil ideas a la vez, es lo que me pasa, siempre empiezo las cosas con muchas ansias y termino enseguida desinflándome cual globo mal atado a los tres días. Es por esto que me voy a tomar las cosas con calma. Voy a intentar hacer esta vez bien las cosas. Unos días me extenderé más, otros días menos, pero todos los días escribiré una pequeña parcela de mi ser.

Dos cosas que he abandonado bastante y me da mucha pena porque son dos de mis grandes pasiones son la lectura y el cine. Bueno, Habrá un apartado para que os hable de la película/s que me obligaré ver y también del libro que ídem de lo mismo. Actualmente, bueno, la verdad es que llevo dos meses sin tocarlo, estoy leyendo El jugador, de Fiódor Mijáilovich Dostoievski del que aunque haya pasado tanto tiempo, me acuerdo perfectamente de toda la trama. Os puedo contar que lo trágico de la historia aun no ha empezado. Ha empezado a tener sus primeros escarceos con la ruleta con el dinero de su mentora. Pero cuando lo lea, ya os haré la crítica, puesto que este será otro apartado de este Diario, la crítica. No solo voy a hablar de mí, sino que voy a daros a conocer, dentro de lo que buenamente me pueda explicar, lo que me parece interesante. Por cierto, el disco de John & Jehn, que me parece buenísimo, os lo podéis descargar desde aquí: http://metienestucontento.blogspot.com/. Clicáis en la imagen del disco y os mandan al servidor “rapidshare”. Allí clicáis en “free user” y os saldrá otra página indicándoos unos segundos de espera hasta que salga el icono “download”. Ese tiempo hay que esperarlo porque la descarga es gratuita. Esto lo explico para los que no habéis descargado nunca nada de la red y para los que estáis asistiendo al curso de ordenadores.

Dicho un poco todo esto os voy a comentar las sensaciones que siente uno después de haber cometido una barbaridad como la que cometí el sábado pasado. Para los que no conozcáis la historia, El sábado 20 de marzo del 2010 me cogí una borrachera de mil pares. Desde las 19:00 hasta las 23:00 que llamaron a Juan y Araceli que fueron mis salvadores, no recuerdo absolutamente nada. Bueno, algo si, pero prefiero no decirlo. Yo sigo empeñado en castigarme. Si me hacen daño, más daño me hago. Si, soy así de tonto. Pero lo peor de todo es que mis actos tienen efectos colaterales, y no hablo de mi salud o que me muera antes de tiempo, que si os digo la verdad, me la trae al viento. Hablo por mis familiares. Sí, soy un egoísta de tomo y lomo. Algo que nos caracteriza a los enfermos de bajo control del impulso, aparte de nuestra facilidad manipuladora y nuestra aureola de mentiras, es nuestro egoísmo enarcevado. Como iba diciendo, mis sensaciones son de profundo arrepentimiento, siento en lo más hondo de mí una congoja que no me deja respirar, y esto lo siento siempre que hago algo mal. Y ya estoy cansado. Llevo 8 años tomando antidepresivos y ansiolíticos, pero en ese tiempo he tenido rachas de sensatez, o sea, de no probar una gota de alcohol, en las que me encontraba sinceramente bien. Para empezar, las medicinas van cumpliendo su función, con lo que mi cerebro rige mejor, aunándose así una mejor armonía en mi vida. Al no tomar calorías vacías, adelgazo, que no me viene mal. Lo malo ha sido que entremedias he entremetido periodos en los que he abusado de alcohol y he seguido tomando los medicamentos y claro, eso es una bomba de relojería, llevándome a ser lo que ahora soy, una persona que está en lo más profundo del agujero de la depresión. Pero voy a salir de él, vaya si voy a salir. Primero por mí, porque me lo merezco, que caramba. Segundo por mis hijos, que no se merecen un guiñapo (abuelo, esta palabra va por ti) por padre. Y tercero, por mis padres, que siempre han estado ahí. Cuarto será la mujer que me merezco en esta vida, si es que me merezco alguna.

Bueno, para la primera entrada, creo que está bien. Os voy a comentar que la película que tengo prevista ver es la tan mal traducida en España por título “500 días juntos (500 days of summers)”. Era reacio a descargármela porque creía que era una bobalicona película de temática romanticona. Pero leí en un blog de cultura indie que si, trata sobre el amor, pero desde una mirada independiente, para nada comercial, y me dije: Antonio, esta película has de verla. Mañana os contaré que impresión me ha causado. Sin más y a la espera que esto dure mucho, se despide vuestro humilde servidor.
AJJ

Música que he escuchado mientras elaboraba esta entrada:

John & Jehn - Time For The Devil (2010)
She and Him - Volume One (2008)
Dr. Dog – Shame, Shame (2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario